A Prayer for Juarez and West Mesa, National Hispanic Cultural Center, 2013 March 24, 2013 WHAT: Please join us to create a prayerful community offering in memory of the young women of Cuidad Juárez and West Mesa, Albuquerque. Wear black and bring a bowl to pour water into as we create a mandala—a portal between the dark and the light. Free and open to all, please invite your friends—men, women and children welcome. WHEN: Sunday, March 24th at 2 PM WHERE: National Hispanic Cultural Center Plaza, 1701 4th Street SW, Albuquerque, NM COST: Free and open to all PRESENTED BY:Littleglobe. Spanish Translation for the video: Como artista, he trabajado con mandalas durante veinte años porque los considero símbolos de una visión integral de la vida y lugares de oración o meditación. Para mí fue un símbolo natural con el que podía trabajar; también un espacio alrededor del cual podemos reunirnos fácilmente. Quería hacer algo que fuera básicamente orientado hacia la comunidad. Y así los tazones se convirtieron en un símbolo sencillo de la idea de un alma: un recipiente y un alma. El tazón de agua también hace referencia al círculo de la familia y a la naturaleza del tazón como un recipiente de vida. Mientras las personas vacían el agua en los tazones, pienso en este gesto como una expresión de nuestras lágrimas. Estamos hoy aquí para honrar a todas las jóvenes de Juárez cuyas vidas nos han sido arrebatadas por la violencia. También a las jóvenes cuyos cuerpos fueron descubiertos en la West Mesa [en Albuquerque] hace algunos años, y para orar por la sanación que tan desesperadamente necesitamos en este mundo. En 2010, cuando llevamos a cabo por primera vez este proyecto, leímos los nombres de unas 500 jóvenes. Yo sabía que quería que su lectura fuera parte de este evento artístico comunitario. Y así, leer los nombres sería fundamental y parecía que al leerlos, a medida que se iban colocando los tazones sobre el mandala, se establecía una relación natural con el recipiente, algo que surge como un símbolo para cada joven. Se cree que hay miles de mujeres que han sido asesinadas, quizá cinco mil. Nosotros estamos leyendo sólo un 10 por ciento de esos nombres. Creo que la gente se conmovió al escuchar los nombres y por el hecho de caminar en el círculo como una oración o como una manera de honrar a todas estas mujeres. Fuimos a un lugar en nosotros mismos genuino y lleno de compasión. Como artistas, es todo lo que podemos hacer en el mundo, tratar de llegar aquí con un profundo respeto por lo que hemos perdido. Translated by Héctor Contreras López/Traducido por Héctor Contreras López